miércoles, junio 15, 2005

CUERPOS DE CHILE.

Paradojas. Siempre estamos entre el mar y la cordillera. Durante la dictadura de Pinochet el Ejército de Chile torturó, enterró clandestinamente y lanzó al mar los cuerpos de jóvenes que se negaron a traicionar sus sueños.

Por estos días, sin duda muy tristes, el Ejército busca desesperadamente los cuerpos de otros jóvenes, esta vez soldados, súbitamente perdidos en un viento blanco (¿cuales serían entonces los sueños, las ganas o las fantasías?) en el que unos pocos instantes resultaron tan eternos como 17 años.

Qué distinto es un Ejército que busca jóvenes para lanzarlos a un mar inocente, aunque no pacífico, a otro que rasguña el terreno para rescatar jóvenes de las rabias de una cordillera engrifada.

Antes, a los jóvenes del mar sólo los rodeó el silencio. Ahora, todos acompañamos a los jóvenes de la cordillera. Esa diferencia no es menor, tiene que ver con el país que hemos construido.


Sólo me queda una duda feroz: así como antes se lanzaron al mar a jóvenes que no quisieron traicionar sus sueños, quizá ahora otros fueron lanzados a la cordillera a causa de algún estúpido "juego de guerra" o de alguno que quiso hacerse el duro o de otro que de pronto se acordó del despotismo y la impunidad que por tantos años reinó en este país.

5 comentarios:

Gongora dijo...

prueba

Gongora dijo...

otra prueba

Augusto Gongora dijo...

otra prueba mas

Iris dijo...

Hola Augusto, al parecer las pruebas resultaron bien. De cero comentarios hasta los de hoy ( Enero 2006 ), parece que "ésto prendió".

Comenzaré a leer tu blog, desde esta nota, que resuena con cierta nostalgia, que se ha venido a instalar en mi.

Saludos,

BELMAR dijo...

Hoy se conmemoraron dos años!!!