lunes, agosto 17, 2009

"La nana" y "Navidad": la vida de los otros

Como dice José Donoso en la novela “Casa de campo”, ciertos sectores de la sociedad chilena a menudo deciden “correr un tupido velo” sobre todos aquellos asuntos que considera mejor ignorar para así mantener un brumoso cinismo y evitar dar explicaciones sobre ciertos asuntos.

Sebastián Silva y Sebastián Lelio, que por estos días estrenan sus películas “La nana” y “Navidad”, lejos de correr un tupido velo, narran con franqueza y convicción historias íntimas y sencillas que indagan, sin afanes sociológicos, realidades que se tienden a ocultar.



“La nana”, de Silva, explora el espacio familiar visto desde la perspectiva del personaje más abusado y esclavizado de la “familia” chilena. Por su parte, “Navidad”, de Lelio, es un relato en el que abundan claves del estado actual de muchos jóvenes en relación a la crisis de la familia: el abandono, la ausencia de los padres, la exploración sexual y la búsqueda, a ratos desesperada, de los afectos.


En ambos casos, abordan esos mundos desde el punto de vista de los náufragos desde una mirada que por sobre todo busca la autenticidad. Opciones que están inspiradas en las características que se le reconocen al mejor cine independiente de la actualidad: “relatos que se alejan de la uniformidad y nos acercan a la diversidad con un cine innovador, personalizado y menos previsible” (Gilles Lipovetsky y Jean Serroy, “La pantalla global. Cultura mediática y cine en la era hipermoderna”).

“La nana” (premio a la mejor película dramática internacional en el Festival de cine independiente de Sundance y premio especial a Catalina Saavedra) y “Navidad” (entusiastamente elogiada en el último festival de Cannes) han alcanzado cierta notoriedad en diversos festivales, y este es otro rasgo del cine independiente: películas de bajo presupuesto y sin estrellas internacionales, aunque con excelentes actrices como es el caso Catalina Saavedra y Manuella Martelli.

La opción del cine independiente, de la que Silva y Lelio son herederos, nunca ha sido fácil aunque ahora hay señales alentadoras. Desde que en 1980 Robert Redford creó el Sundance Institute para retomar los esfuerzos iniciados a fines de los sesenta por Hooper, Fonda y Nicholson con “Busco mi destino”, entre otras, ha corrido agua debajo del puente.

Según las cifras, luego de 30 años el cine independiente con películas de bajo presupuesto ya “representan la tercera parte de los ingresos de taquilla en Estados Unidos” (Francoise Benhaomou, “La economía del star system”). No es poco.

Pero la tarea sigue siendo dura, tan dura como la describe Quentin Tarantino: “Los directores independientes no ganan dinero. Se gastan todo el dinero que tienen en hacer una película. Mejor dicho, el que no tienen. El dinero de sus padres. Roban dinero, se endeudan para el resto de sus vidas”.

Ojalá no sean así las vidas de Silva y Lelio.

12 comentarios:

Telepático dijo...

Que lata que no lleguen las películas chilenas a algunos cines de regiones como en el de La Serena, no queda otra que esperar el dvd

Shidi ! dijo...

y estás estrenando la peli, y pensando en la otra y cómo cresta la financiarás...
es un poco parte del juego; un juego lindo y apasionado
Qué bueno volver por acá y ver letras frescas
un abrazo Augusto

Augusto Gongora dijo...

Hola, gracias por los comentarios. Telepático, comprendo tu frustración.

Shidi¡, que bueno verte de nuevo por este sitio.

Carola Vergara dijo...

Bien por el cine chileno, mal porque mucha gente de regiones quedamos fuera.
Bien por tu vuelta al blog, saludos.

pazzifica dijo...

Espero que lleguen a España!
las espero anciosa!
Yo tb espero que la vida no solo de estos cinestas si no la de muchos artistas no sea asi....

Augusto Gongora dijo...

Carola he estado tan tapado de pega que me había perdido, pero ahora ando un poco más normal. Para no perderse todo hay que ver Realizadores chilenos los días sabado en la noche.

Pazzifica, yo creo que la vida de los artistas es inevitablemente así, es como una parte del rol.

L Mery dijo...

“Hemos de hacer grandes sacrificios, y volar y caer infinidad de veces, hasta que podamos volar sin caer...”
Esta semana aterizo en mi escritorio un libro que se inicia con esta cita, ahora leo este post y lo relaciono al tiro, porque ser artista tiene todo que ver con eso, de jugarse por completo en los intentos (ahorros, amigos y familiares de por medio), porque hay un total convencimiento de que cada obra ES un vuelo que merece ser intentado hasta el despegue. A mi me parece que ellos han despegado super!... ojala que sea una extensa bitacora que haga honor a esa franqueza y conviccion que tu adviertes en el trabajo de ellos.

Un abrazo, desde tierra firme, desde la Republica Independiente de la Felicidad, para ser mas exactos.

P.D. y me sumo a lo dicho arriba, let´s keep on writing!

Una felicidad inesperada me visita dijo...

hola estimado Augusto... ojala tengas buenos días... desde Calama te saludo... te felicito y espero pronto llegue el reconocimiento que mereces por tu valiosa contribucion a la cultura de nuestro país... qué pasa con hora 25 ??? de todas formas te deseo lo mejor en tus proyectos... siempre te veo en los creditos de algunos programas curiosamente los más buenos desde mi punto de vista y me alegro de tu labor... no es fácil combatir, a veces, con los medios de comunicación masiva y lo que haces es una gran ayuda a esta causa... de todas formas ahora sirvió para tomar un café virtual junto a ti...

Augusto Gongora dijo...

L, quizá no es bueno poder volar sin caer, nos perderíamos cosas.

Una felicidad..., gracias, Hora 25 vuelve en octubre y además estoy trabajando en programas nuevos para 2010, que por ahora no son contables. Bueno el café.

Carola Vergara dijo...

Que bueno que vuelve Hora 25, ahora sí que lo veré con detención. Este es el año que más tiempo a mi favor he tenido. Gracias Augusto por el dato de Realizadores Chilenos, me acordé tarde de verlo eso si, ya había empezado la película. Este sábado no fallo. Para los que no son de la capital como yo, y quieran ver cine gratis me acordé de un dato: cinepata.com
P.D. Una pista por lo menos de los nuevos programas.

Mary Rogers dijo...

Amén.
Pasaba a saludar y la verdad es que me angustia cada vez más la cercanía del centenario y los 100 años que nos faltan para que los cineastas puedan financiar sus obras, los músicos vivan de su talento, los escritores dejen de ver sus textos pirateados en las calles...no llegamos a los cien.
Sorry, hoy estoy "de bajón"
abrazod

Augusto Gongora dijo...

Carola, la fuga es otro buen sitio.

Mary, quiza artistas demasiado financiados tampoco seria bueno....