jueves, diciembre 15, 2005

LA VIDA TENUE

La ciudad es áspera, la glotonería visual nos tiene obesos, la mente está invadida por demasiados ruidos, la fuerza emocional se debilita y cada día estamos más exiliados del silencio de la naturaleza y nos perdemos su mar de susurros, tampoco sentimos los olores ni las brisas frescas de la tarde, ahogamos los crepúsculos en la indiferencia hasta que de pronto aparece un haiku.



Larga noche;
el sonido del agua
dice lo que pienso
(Choshu)

¿Desde qué territorio misterioso viene este texto que por un instante flota en la página y que con tanta sencillez expresa lo inasible?

El haiku ha sido definido por los expertos como un acto mínimo de enunciación que enaltece un elemento o un instante tenue de la vida cotidiana. Creado en Japón en el siglo XVI originalmente era dicho y más tarde se comenzó a escribir. Fue influido por el budismo Zen y proviene más de la observación de la naturaleza que de un pensamiento.

El primer maestro fue Matsuo Basho, que vivió entre 1644 y 1694, y lo definió como "lo que está sucediendo en este lugar, en este momento". A comienzos del siglo XX el haiku extendió su influencia en Occidente. Creo que con eso basta, por ahora. Sigamos.



Un viejo charco
un pájaro en picada
el ruido del agua

(Basho)

Cayendo a tierra
el volantín
ya sin alma

(Kubonta)

La primavera que se aleja
duda
en las flores tardías del cerezo
(Buson)

22 comentarios:

Alvaro Horta Calzada dijo...

La verdad es que no conozco muchos, pero los encuentro de una belleza sublime. Gracias por ocupar este espacio con la magia y la sabiduría oriental.

galo jé dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
grandchester dijo...

la exquisitez de la simpleza...
poderosa simpleza...

sietecrisantemos dijo...

ha sido un gusto conocerlos
.
.
la magia oriental cada día me muestra algo nuevo
Gracias

sietecrisantemos dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Shidi ! dijo...

Se me vinieron tres cosas a la mente: Primero, el tema del primer Haiku citado me recordó a Sidhartha de Hesse (libro que habré leído hace diez años), y el hombre que le cruzaba el río en el bote. Él decía que escuchaba al río y su sabiduría. Súper jipi el comentario igual.
Segundo, la enorme cantidad de signos milenarios orientales... Como los Tankas, como los haikus. Nuestra enorme inmediatez en todo. Y la eternidad de la espiritualidad oriental.
El miedo a la naturaleza... tanto insecticida zapatazo y repelente. Tanto rompeolas en nuestra vida junto al río.
gracias por la reflexión y la visita,
Shidi !

JOSE dijo...

Resulta novedoso lo cotidiano que algo puede ser. Pararse un minuto y mirar alrededor, para muchos, es perder el tiempo, para otros, un respiro entre la vorágine de la ciudad.
Me gustó mucho. Y me inspira crear algo.
Honestamente:
Silencio de la noche.
Quieta y violada por el estridente bramador de un auto.

Saludos.

asteroide519 dijo...

Es sencillamente un INSTANTE ETERNO.
Por mi pate solo sabía de que se trataban pero no había leído más deuno en mi vida.
La sensación milenaria y ese instante que se suspende en la eternidad te sacan de lo cotidiano y puedes respirar nuevamente.
Me llevaron a un lugar con cascadas, árboles (muchos), algo de humedad y brisa...
Góngora, muchas gracias por el respiro.

La creación de José no puede ser más urbana... esos malditos bramadores que revientan la quietud y la verginidad de cualquier silencio.

sadkaiser dijo...

shusha cada vez me sorprendes mas augusto pero por q en japon tienes esas culturas y aqui en chilito solo tenemos la cultur de la basura pegado al t.v. a la farandula y cahuienes baratos.. creemos q nuestra cultura es rica por los rodeos si en fin solo los maltratamos a los pobres animales...sabemos de paises asiaticos q adoran a las vacas..

solo pensar,----

sad....

eclosión de nada dijo...

basho es lo mejor
cada vez uno escribe menos
no porque falten palabras
sino porque la mayoria de las veces
sobran

Luftwaffe dijo...

Igual es pretencioso.

Y tiene la misma magia del chiste aquel, ese del Indio que nombra a sus hijos de acuerdo a Haikus Sioux, y cuyos nombres son tan solemnes como "nube Voladora", "Caballo veloz" y "Perritos culiando"

Saludos

camafeo dijo...

La belleza natural es así. Sublime.

Ayer Coco Legrand decía que estamos enfermos, porque cuando queremos realzar la belleza de una flor natural decimos "si parece de plástico"... razón tiene el viejito.

De moda o no, el haiku ayuda a ver lo bello, simple y gratuito del entorno.

Fco.

Atcharya dijo...

Como una fotografía mental, los haiku, fugaces instantes, iluminados pensamientos, inspirados por la sutileza de la naturaleza, por la simpleza del alma y por la grndeza del SER

"Larga noche; el sonido del agua dice lo que pienso"

... Larga noche, tal vez, hace referencia a la inmensa quietud alcanzada al meditar, similar a la noche, energía pasiva "Yin", es en esa gran paz donde aflora aquel sabio pensar, puro como el sonido del agua, lo más probable fluyendo de un diáfano manantial "Yang", dejando correr todo mal pensar. Entremezclandose lo pasivo y lo activo en un armónico vals.

Pacificador momento me haz entregado

Saludos armoniosos

De paso dijo...

Sabes? Creo que subvaloramos nuestra capacidad de percibir nuestro entorno. Claro, estamos bastante mas ciegos que un poeta, pero se que llego la primavera cuando aparecen los tordos; o que el invierno ya amaina cuando me sorprende el olor a aromo en medio de lluvias y aun mucho frio; o cuando la tormenta me regala un chiflido en la ventana... o como ahora, a la distancia, se desatan los truenos y me emociono de solo pensar en irme a fumar un pucho y tomarme una chela en ese regazo. Es menos romantico y seguramente abarca bastante poco, pero no por ello es menos sublime. No hablo de belleza, sino de inmensidad. Soy citadina y asi me amo. Y asi amo esta vida con cierta verguenza de ser tan huamana y tan responsable de haber tapizado el mundo de cemento sin pedirle permiso a las cucarachas que hoy creen que la tierra ha cambiado de fisonomia.

Lo siento en el alma, pero aun asi me amo y amo esta vida. No tiene que ver con lo poco que apreciamos, sino con lo mucho que podemos rescatar. Creo.

Augusto Gongora dijo...

Está bueno el haiku de José, el bramador parece un monstruo nocturno salido de las peores pesadillas.

Excursiones, yo también soy felizmente citadino porque así como me gusta disfrutar la naturaleza también me gusta observar a las personas.

No estamos hechos de una sola pieza, muchos habitan dentro de nosotros. Afortunadamente.

Otro del maestro:

El mar ya oscuro:
los gritos de los patos
apenas blancos
Matsuo Bashô

piolilla dijo...

He ahí la magia y la belleza de decir en una palabra lo que nos nace.
No adornarla con muchas palabras más, sino volver a la sencillez de dejar que menos sea más.

A mi también me gusta la ciudad, ver su naturaleza, conocer sus silencios, sus olores, reconocerla, y detenerme en ella a observarla y resumirla en pocas palabras.

Gracias por el respiro del haiku.

vitta dijo...

mmm.... es como escuchar las palabras justas en el momento justo. simple y bonito pero leno de significado
lindo lindo
aveces las cosas chikititas cortitas me dejan pensando
me retiro a un momento de reflexion saludos
bye bye

Antonio Romero dijo...

Saber ver lo complejo de hacer las cosas de manera simple sin enredadarse, es saber ver la más fina hermosura.
Cuentos no tan poeticos pero enormemente brillantes, es el más popular y que contiene el título del cuento más corto de la historia, del escritor guatemalteco Augusto Monterroso

"Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí."

Saludos a todos!

petunia dijo...

Extano. Me fui por odiar la basura que tanto extrano a veces.
Con lo de los patos me acorde que a veces llega a mi lugar de trabajo a visitarme una familia de 6 patos.
Saludos.

Lore In Cælo dijo...

Es tan grande lo que en apariencia es tan pequeño...
Me quedó dando vueltas este:
La mariposa
busca en vano una flor
sobre la acera

eduardo waghorn dijo...

Felicidades que consuelan
enviadas
cual brisa leve.


Felicidades Augusto, bienvenido a mis espacios!(no es verso, obviamente:)

galgata dijo...

A mí me encantan los haikus!!!!!
Una vez en mi propio blog puse mi favorito, que es:

Despierta, despierta
quiero ser tu amiga,
mariposa.

Lindo!!!