domingo, julio 19, 2009

El Dios de los cineastas (y el de los otros)

Hace algún tiempo se realizó el I Congreso Internacional de Teología y Cine, organizado por la Facultad de Teología de Cataluña. Uno de los más destacados expositores fue el cineasta italiano Ermanno Olmi, en cuya filmografía figuran "El ábol de los zuecos" (1978) un retrato de la italia rural con fuertes connotaciones religiosas que obtuvo la Palma de Oro de Cannes. Más tarde realizó "La leyenda del santo bebedor" (1987), basada en la novela de Joseph Roth, que obtuvo el León de Oro en el Festival de Venecia.

Olmi, un católico crítico de la Iglesia, ha realizado hace poco "Cien clavos", cuyo protagonista, dice, es "un Cristo de las calles y no de los altares". El cineasta afirma que "en el Día del Juicio será Dios quien tendrá que dar cuenta de todos los sufrimientos del mundo". Y agrega: "Hay que poner el sentido de la oración en lo que hacemos. Dios, si existe, quiere ser reconocido, no idolatrado. A veces, una blasfemia sirve más que una plegaria porque oculta el deseo de creer."

Es una mirada interesante. Y hay muchas otras. No cabe duda que el Cristo de Zefirelli, católico, es muy distinto al de Passolini, un intelectual marxista que siempre incomodó al poder desde su honestidad y crudeza. Hasta que lo asesinaron.

Desde el punto de vista de la puesta en escena el de Zefirelli es una versión clásica, trabajado con una puesta en escena con colores cálidos, nubes a contraluz, harto filtro para hacer más etéreo al personaje, mucha grúa que baja suavemente desde lo alto, el de Pasolini, en cambio, es un Cristo en blanco y negro, con una dirección de fotografía que lo hace más crudo y más rudo, con cámara en mano, inestable, a ras de piso, tal como la cámara de un noticiario abordaría a un transeúnte en la calle.

Scorsese también hace lo suyo en "La última tentación de Cristo", basada en la novela de Kazantzakis. Allí hay un diálogo, que no es menor, de un ángel con Cristo crucificado que instala la duda de un modo frontal:

- ¿Estás seguro que es Dios, estás seguro que no es el diablo?, pregunta el ángel.
- No estoy seguro. Yo no estoy seguro de nada.
- Si es el diablo, al diablo lo puedes sacar.
- Pero, ¿y si es Dios?, responde Cristo. No se puede sacar a Dios, ¿verdad?

En la misma línea se puede interpretar buena parte del cine de Bergman que tiene una interrogante experimentada desde una profunda angustia: el silencio de Dios.

En fin, en el cine hay muchas miradas y Dios parece no perder vigencia.

Hace algunos días apareció en Chile el libro "¿Dios existe?", cuyos autores son Joseph Ratzinger y Paolo Flores d'Arcais. Un gran gesto de Benedicto XVI, no sólo por la pregunta del libro sino especialmente por dialogar con un filósofo que piensa tan distinto.

Pero hace ya bastante tiempo que Amado Nervo había enfrentado el tema a su manera: "Resolví el problema. Dios existe. Somos nosotros los que no existimos."

Lo que está fuera de duda es que Dios está en el debate. En tiempos tan descreídos y pragmáticos y oportunistas y frívolos y faranduleros, no está mal.

Christopher Hitchens publicó "Dios no es bueno", un debate contra la religión, señalando que "es la promesa vacía de los totalitarismos" y Michel Onfray publicó "Tratado de ateología" en el que sostiene que Dios no está muerto y desde allí plantea la necesidad de un nuevo ateísmo, "argumentado sólido y militante."

En Chile también ha habido aportes valiosos. "¿Qué hacer con Dios en la República?", de Sol Serrano, descrito como un análisis sobre el proceso de secularización en Chile durante el siglo XIX desde el cual emerge, según la autora, una tremenda y fascinante paradoja: cómo la privatización del catolicismo -su alejamiento forzoso del Estado- constituyó su mejor publicidad en la esfera pública moderna."

El debate llega incluso a lugares insospechados. No hace tanto entré al baño de hombres del Bar Liguria y me encontré con tres rayados hechos a la carrera por personas distintas, según deduje por la caligrafía y los plumones empleados.

El primero era un clásico: "Dios ha muerto", Nietzsche.

Un poco más abajo alguien escribió algo ya conocido, pero que no va en camino de convertirse en un clásico: "Nietzsche ha muerto", Dios.

El tercero, en cambio, me pareció que tenía la gracia y la originalidad de la desfachatez: "Dios y Nietzsche han muerto y últimamente yo también me estoy sintiendo mal". No tenía firma, pero se sentía el aura de Nicanor Parra.

Bueno, habrá que ver cómo sigue todo esto porque para algunos la vida es algo así como a Dios rogando y con el mazo dando mientras otros, los más, se quedan a la buena de Dios, confiados, allá ellos, de que Dios aprieta pero no ahorca y los contemplativos sostienen que Dios dirá y yo, por mi parte, con todo respeto, creo que es demasiado tímido.

15 comentarios:

pazzifica dijo...

El debate llega incluso a los autobuses de barcelona con frases como "probablemente dios no existe, deja de preocuparte y disfruta la vida"...http://quiron.wordpress.com/2009/01/03/probablemente-dios-no-existe-en-los-autobuses-de-barcelona/
Y para contra restar..
" dios si existe, disfruta de la vida en cristo" ...http://www.elpais.com/articulo/espana/Dios/existe/centro/Madrid/elpepuesp/20090114elpepunac_12/Tes

Y asi podriamos seguir eternamente por los siglos de los siglos..

Daniel dijo...

Este es de esos temas que dan que hablar. Para mi Dios si existe, pero nosotros, como humanidad, tendemos a darle nombres distintos, siendo que Dios, Buena Energía, Ala, etc, son (al menos para mi) lo mismo.
Saludos

PD: Te invito a visitar http://eldeporterochile.blogspot.com, mi blog sobre deporte chileno

Carola Vergara dijo...

Dios...que tema. Un debate eterno e interesante. Y que poder que tiene el cine con sus distintas miradas, yo crecì asociando en mi cabeza la imàgen de Jesùs con la de Zafirelli, después me cuestiné también con La última Tentaciòn de Cristo. Después con Caballo de Trolla, aunque es un libro, me anoté todas las conversaciones de Jesús con Jasón, y me hacían sentido y todavía...en fin, me parece positivo que haya debate y sobre todo, coincido contigo, en este mundo tan frívolo, farandulero, etc., algo más buenos nos pondrà ¿o no?.
¡Petons!

Edge dijo...

"Dios y Nietzsche han muerto y últimamente yo también me estoy sintiendo mal"...

Jajajaja! Notable.

SalU2
T.

Paz dijo...

Estaba leyendo y acordándome de los mismos buses que Pazzifica hace referencia.
Osea, sin quererlo provocaron un debate social a grande escala acerca de Dios, y como no, religión, pues con esa iniciativa tan llamatica OBVIO que trascendería a medios de comunicación masivos, y ahi estuvimos...

Yo con más dudas y más escéptica día a día y otros con su fe más bien puesta.

Eso si, ojalá no salga lo más feo de lo humano y se haga honor a la frase que cistaste "A Dios rogando y con el mazo dando"

Blanca Estela dijo...

Agrego al baño:

"dios, Nietzsche y mi mano han muerto"
Freud.

Rojas dijo...

El problema -creo yo- radica en la absoluta individualidad de Dios: es uno sólo, masculino y todopoderoso. Por eso si se trata de creer en algo que uno ni ve, ni huele, ni siente, ni escucha y que ni siquiera se puede verificar su existencia, me quedo con las religiones politeístas y mejor aún con una diosa: la Pachamama que es la naturaleza pródiga, fértil, matizada, bella, artista, creadora, como que los humanos somos pura naturaleza, participamos de la divinidad y en ese sentido "Dios/a nos hizo a su imagen y semejanza".

Rojas dijo...

El problema -creo yo- radica en la absoluta individualidad de Dios: es uno sólo, masculino y todopoderoso. Por eso si se trata de creer en algo que uno ni ve, ni huele, ni siente, ni escucha y que ni siquiera se puede verificar su existencia, me quedo con las religiones politeístas y mejor aún con una diosa: la Pachamama que es la naturaleza pródiga, fértil, matizada, bella, artista, creadora, como que los humanos somos pura naturaleza, participamos de la divinidad y en ese sentido "Dios/a nos hizo a su imagen y semejanza".

Jerry_Kane dijo...

"
- Necesito que lleve este avión y todos sus pasajeros a salvo.
- Santo Dios! no estará hablando en serio.
- Estoy hablando muy en serio. Y no soy un Santo Dios"

(De "Y dónde está el Piloto?")

jeje, sería el aporte.

Mary Rogers dijo...

Preguntas últimas, fundamentales, dicen los filósofos.
La frase aquella la escuché por primera vez en boca de la Pía Barros: "Dios no existe, Marx ha muerto y yo no me he sentido muy bien últimamente"...me da la impresión de que, en la medida que pasa la vida, uno tiende a hacerse parte de esta "sabiduría graffitera"...(sorry, tal vez sea la influenza...buaa)
cariños

Fundación Parentesis dijo...

Hola Amigos.

Disculpa la intromisión pero es una información que podría ayudar a más de alguien y no tiene fines lucrativos.
Somos una fundación que presta ayuda gratuita y confidencial en temas de drogas. Te pedimos que visites nuestro Blog y ojalá te hagas seguidor de él. En ese lugar podrás encontrar información muy util para consumidores de alcohol y droga que quieran conocer formas de rehabilitación, haciendo consultas directamente o entrando al chat online donde serán asistidos por voluntarios que están preparados para orientarlos y contenerlos en caso fuera necesario de forma anónima y confidencial.

Entra a www.fundacionparentesis.blogspot.com y haz todas las consultas. O si prefieres llama directamente desde cualquier parte del país al 188 800 200 200. Llamada Gratuita y confidencial.

Te esperamos, Muchas gracias y nuevamente, perdón por la intromisión.

L Mery dijo...

Y, cómo te trata Dios por estos días?

F dijo...

Hola A.

Justo hoy en el horario de almuerzo conversábamos en familia acerca de la sabiduría de los rayados de los baños en nuestro país...

Y me pareció, lejos, lo más lúcido de lo escrito, incluso más qe lo dicho por amado nervo...

Por lo tanto, para solucionar este tipo de problemas filosóficos o existenciasles, hay qe ir más seguido a los baños públicos, a ver si resolvemos las cosas con más claridad.

Saludos
:)

Naty* dijo...

no es que dios no exista, es que fue al baño y vuelve
hja
saludos

kungan dijo...

Hola Augusto!
Nos conocimos en Talca hace casi 10 años. Por ese entonces yo estudiaba en la UCM y organizamos con Pablo, profesor de audiovisuales, un encuentro/muestra de cine al que asististe como invitado. Recuerdo que en una noche de bar conversamos harto, hablamos de ideas para TV sobre el cambio de milenio, y bueno muchas cosas más.
Hace 5 años que he estado en Europa y ahora me encuentro de regreso en Santiago. Me gustaría ponerme en contacto contigo.
Un abrazo
Michel