miércoles, agosto 24, 2011

Raúl Ruiz viene volando

Raúl viene volando desde la noche de enfrente y por fin estará de nuevo en su tierra. Con los recuerdos imborrables que nos regaló volveremos todos a conversar con él durante una larga caminata, en medio de una filmación, en El Parrón, el Normandie o en su casa y continuaremos fantaseando acerca del cine, de la vida o de cualquier tema que se asome, explorando, preguntando, escuchando sin apuro, arrancando de cualquier dogma que aplaste la imaginación.













Raúl se nos aparecerá en cualquier momento y, al igual que en sus películas, habrá que desterrar lo predecible, sepultar las fronteras y encontrarlo en ese territorio que está entre el mundo de los vivos y el de los muertos, entre lo real y lo imaginario, entre el pasado y el presente, entre la vigilia y el sueño porque, no hace tanto que lo decías Raúl, para eso se hacen las películas.
Y aquí estamos Raúl, esperándote. Hay tanto que conversar.

5 comentarios:

Francisco dijo...

Augusto, qué grato es tener amigos como tú: tu modestia deja fuera de tu relato, la cercanía que tuviste con Raúl Ruiz, trabajando con él durante largas jornadas en proyectos de alto impacto para el entorno cultural chileno. Cómo me gustaría acompañarte en esa conversación final con el maestro, Raúl Ruiz.
Un abrazo desde Atlanta, USA.
Panchileno de Chile…Santiago…Domeyko

Pietro dijo...

Gracias Raul y Augusto, por las conversaciones y las risas en el Parron, en el festival de Roma y en aquella trattoria cerca de la Piazza del Popolo que el queria tanto. Gracias por aquella jornada de cumpleanos (Raul cumplia 50) que hemos pasado juntos en una casona de Nunoa - el filmando un par de peliculas al mismo tiempo, yo tomando apuntes. Los dos, y muchos mas, brindando con un vino tinto. Don Raul brindo a ustèd con un buen vino, italiano, y se lo prometo: le voy a guardar el tartufo bianco que Ustedme pidiò. Ciao

Augusto Gongora dijo...

Ocurren sincronías increíbles.

Pietro, te presento a Francisco, uno de mis mejores amigos desde la infancia que vive en EEUU y nos vemos poco pero nos recordamos siempre. Es periodista y por él es que yo me convertí en periodista.

Francisco, te presento a Pietro. Es italiano, vive en Roma, y es otro de mis mejores amigos desde hace 24 años. También es periodista.

Parece que el Maestro Ruiz sigue haciendo de las suyas derribando barreras en el tiempo y en el espacio, haciéndonos el regalo de reunirnos a los tres. Un abrazo, Augusto

Luis F dijo...

Raúl se vino conversando en la viaje con la azafata y el comandante. Los otros pasajeros todavía no se explican que un vuelo que salió a la hora de Paris llegara con tanto atraso. Parece que Raúl propuso un desvío en el trayecto y como los muertos siempre hablan, todos escucharon unas risotadas en la cabina, ningún pasajero se entero de la conversación, ni como un tal Pedro Paramo venía sin pasaporte.
Las geishas japonesas del hotel Loto, también venían en el vuelo, pero no quisieron dar declaraciones, se quedaron en la marcha con los estudiantes, cerca de un carabinero de fuerzas especiales que apagaba una barricada con una manguera domestica.
Por fin en la calle Huelen, no sabía Ruiz por qué tantos lo esperaban a la hora del almuerzo. En mirada cómplice con Maldonado y otros históricos, se encargaron de todos los comensales. Habrá sido por el vino pero varios lloraban: Klimt después de ir a dejar a su hija en la escuela, discutía con Gödel sobre la geometría de un laberinto en Cnosos. Otro monje árabe que también estuvo en el exilio, no quiso responder a los periodistas sobre el robo de la navaja de Ockham.
Cerca de la iglesia, en la Plaza Baquedano estaba todo normal, nada más que con la apertura de la anchas alamedas y el corte de transito, todo parecía más ausente.Pasó una paloma blanca que se robó todos los pétalos de un jardín botánico en Marraquech. Muchos cerca de una carroza, no supe bien por qué todos tenían el aire de estar más jóvenes. Mientras tanto, mi amor de amores Valeria, en silencio se guardaba en los bolsillos, las grietas del tiempo perdido.

Shidi ! dijo...

Hoy en el velorio de Ruiz. Se me acerca un señor, me pide un lápiz. Mientras anota en su tarjeta de condolencias, me pregunta si fui actriz de Ruiz.
- "no señor, sólo una admiradora"
- "no, pero si a Ud. yo la he visto en una película de Ruiz"
- "yo creo que me acordaría Sr."
- "gracias por el lápiz. Igual entiendo que quiera mantener el anonimato"
Salu2 Augusto
Shidi !